Liposucción de papadas

La liposucción es el procedimiento quirúrgico consistente en la aspiración de tejido graso en zonas localizadas.

cirugía de liposucción de papada

La liposucción también denominada lipoplastia, lipoexéresis o lipoescultura, ha sufrido sucesivas variantes durante la última década, la más actual la denominada liposucción ultrasónica. La liposucción no sustituye a tratamientos médicos encaminados a reducir peso corporal mediante dietas o ejercicio físico, ya que solo está indicada en aquellos casos en los que la reducción de los depósitos grasos no responden a los métodos tradicionales.

La intervención

Antes de la intervención, las zonas a intervenir deben ser señaladas en de píe con un rotulador indeleble. Se marcará con una circunferencia delimitando la periferia de la zona y sucesión de círculos concéntricos señalando la zona con mayor acúmulo graso.

La anestesia utilizada dependerá de las zonas a tratar, del volumen a extraer y de las preferencias de la paciente. Puede ser anestesia local con o sin sedación, anestesia locorregional o anestesia general.

El tiempo de ejecución de la cirugía varía según el numero de áreas a tratar y volumen de aspiración. El término medio es de 2 h. y media.

Existen diferentes tipos y grosores de cánulas. El éxito en liposucción está en la utilización de cánulas finas, así el trabajo resultante es más fino y regular. La succión se realiza mediante jeringa o bomba de aspiración según preferencia del cirujano.

cánula de liposucción

Después de la intervención

Después de la cirugía es preceptivo realizar masajes de drenaje linfático, con la finalidad de reducir el edema. Su cirujano le prescribirá antibióticos, antiinflamatorios y protectores gástricos. No es una cirugía dolorosa, únicamente se percibe sensación de calor y de "agujetas".

Su cirujano le aconsejara la colocación de una faja compresiva que deberá llevar durante 30 días.