ginecomastia

Ginecomastia

La ginecomastia es una malformación que afecta al género masculino, cuando las mamas del hombre se asemejan a las de una fémina debido a su forma y volumen. En la mayoría de los casos, confluyen dos circunstancias: la hipertrofia y firmeza de la glándula mamaria, y, por otro lado, el exceso de tejido adiposo. Pese a ello, esta malformación puede ser provocada casi exclusivamente por exceso de grasa.

tratamiento de ginecomastia maculina en modern spa esthetic

Existen otros tipos de ginecomastia que se dan por cuestiones fisiológicas, como son la ginecomastia neonatal, puberal o senil. En el primer caso, se trata solamente de algo temporal debido a los estrógenos de la placenta de la madre. En pocos meses o incluso semanas, la malformación del bebé desaparece. En el segundo caso, los chicos en plena adolescencia -aproximadamente con 15 años- sufren este aumento de volumen, pero tampoco es necesario intervenir quirúrgicamente al ser también una circunstancia transitoria. En cuanto a la ginecomastia senil, en personas mayores o ancianos, ésta se relaciona directamente con la disminución de la testosterona y el aumento de los estrógenos por causa de la edad, así como al aumento de peso. A pesar de los años, si el paciente está sano sí puede ser susceptible de operar.

La intervención

Si la malformación se atribuye finalmente al exceso de tejido mamario, se realizará una recesión quirúrgica mediante una incisión a la altura de la areola. De este modo, su cirujano podrá extirpar parte de la glándula, junto a la grasa y la piel sobrante -tensando la piel que queda y creando un "nuevo" pectoral.

Si es causada por un exceso de grasa en el pecho, el cirujano utilizará la liposucción con tratamiento para borrar la apariencia femenina de las mamas debido a su voluminosidad. Dicha liposucción se realiza a través de una pequeña incisión a nivel del borde de la areola, utilizando un instrumento de forma tubular llamado "cánula", la cual está conectada a una bomba de aspiración.

En cualquier caso, la operación se realiza con anestesia general y la duración dependerá del tipo de ginecomastia a tratar.

Después de la intervención

En ocasiones le pondrán unas sondas o drenajes que servirán para evacuar líquidos sobrantes del interior de su cuerpo. También se tendrá que poner una camiseta de compresión, que no podrá quitarse durante 1 mes.

Durante los siguientes siete días irá sintiéndose cada vez con más fuerzas para recuperar sus hábitos diarios. Al principio necesitará reposo y quizá se sentirá algo débil, notando su pecho sensible e hinchado.