Aumento de gemelos

El Aumento de Gemelos o Aumento de Pantorrillas tiene como objetivo mejorar la silueta de nuestras piernas mediante un aumento de volumen en la zona de nuestros gemelos. Este tipo de cirugía está especialmente indicada en aquellas personas con falta de desarrollo de esta mu sculatura bien sea por alguna enfermedad neurológica (poliomielitis) o bien sea por falta de desarrollo de los gemelos a pesar del ejercicio físico.

cirugía de aumento de gemelos en modern spa esthetic

Los implantes que se utilizan en un aumento de gemelos son muy diferentes a los empleados en un aumento mamario o glúteo, tanto en su forma como en su contenido. Estos implantes son más duros aunque no rígidos (su gel de silicona es más cohesivo) y tienen una forma elongada.

La intervención

Este procedimiento se realiza con anestesia local y sedación o anestesia epidural.

La intervención se inicia mediante una incisión en la zona posterior de la rodilla, exactamente a nivel del pliegue poplíteo (detrás de la rodilla) para que posteriormente pase desapercibida. Una vez realizada la incisión se abordará la fascia superficial para realizar un bolsillo subfascial, nunca subcutáneo. Así realizaremos en la posición subfascial un bolsillo preciso en la zona a aumentar para evitar desplazamientos del implante.

Existen dos tipos de prótesis de gemelo:

  • Prótesis SIMÉTRICAS. Este tipo de prótesis tienen una forma fusiforme u ovalada y su punto de mayor volumen en el tercio medio. Están especialmente indicadas en caso de que el paciente requiera un aumento discreto.
  • Prótesis ANATÓMICAS o BIODIMENSIONALES. Este tipo de implantes simulan la forma de un gemelo bien desarrollado. Con este tipo de prótesis se consigue una apariencia más musculosa de su gemelo por lo que son más frecuentemente implantados en hombres que en mujeres.

Después de la intervención

Tras su intervención, se podrá ir a casa a las pocas horas de la cirugía. Algo fundamental es que deberá hacer reposo los dos primeros días tras su intervención y tener las piernas en alto el mayor tiempo posible para evitar una inflamación excesiva. Algo que es muy aconsejable es la aplicación de frío local en la zona intervenida.

Posteriormente podrá reiniciar la actividad laboral con normalidad aunque deberá evitar caminar en exceso y deberá llevar unas medias de compresión además de una rodillera durante las primeras 2 semanas.